Cirugía Laparoscópica y por Incisión Única (SILS – Single Incision Laparoscopic Surgery)

Ventajas e inconvenientes

laparoscopiaLa principal ventaja de la cirugía laparoscópica respecto a la abierta convencional es que las incisiones que se realizan son muy pequeñas, prácticamente inapreciables en muchos casos, con lo que, además del beneficio estético obvio, la recuperación del paciente es más rápida, se necesitan menos calmantes para controlar el dolor en el postoperatorio y se reduce el riesgo de infección de la herida quirúrgica. De todo ello se desprende un alta al domicilio más temprana, disminución de las complicaciones en el postoperatorio y una recuperación más rápida. Se ha demostrado un acortamiento de las bajas laborales y una más rápida reinserción a la vida social y laboral normal diaria.

Pero también existen inconvenientes. Aunque casi todas las operaciones pueden realizarse por laparoscopia, se debe evaluar individualmente el caso para decidir cuál es la técnica más idónea. Lo que puede ser bueno para un paciente, puede ser peligroso para otro. En ciertos casos y según que técnicas no se ha demostrado claramente un gran beneficio de la laparoscopia respecto a la cirugía abierta. Toda intervención que se pueda realizar por laparoscopia es mejor que por vía abierta siempre y cuando se obtengan, cuanto menos, los mismos resultados.

foto4a foto4b

Paciente operado abierto y paciente operado por laparoscopia.

¿Qué puede operarse por laparoscopia?

Hoy en día no existen prácticamente límites para la cirugía laparoscópica. Casi todas las técnicas quirúrgicas convencionales han sido realizadas ya por laparoscopia. Algunas se han convertido en el “estándar” de tratamiento, otras se realizan dependiendo de la experiencia del cirujano.

En la actualidad se realizan de forma segura y como primera elección según la experiencia del cirujano las siguientes intervenciones: vesícula biliar, hernia de hiato y reflujo gástro-esofágico, obesidad mórbida, hernias y eventraciones, colon y recto, bazo, glándulas suprarrenales, estómago, páncreas e hígado. También muchas intervenciones de urgencias como apendicitis, colecistitis, abdomen agudo y peritonitis se realizan por laparoscopia como primera elección según el cirujano.

¿Quién debe operar a los pacientes por laparoscopia?

La respuesta es obvia: aquellos cirujanos que tengan experiencia no solo en cirugía general y digestiva, sino en técnicas de cirugía mini-invasiva o laparoscopia. Hoy en día se calcula que más del 50% de los cirujanos no tienen ninguna experiencia en cirugía laparoscópica y el 80% de los que la realizan sólo realiza la técnica básica que es la colecistectomía. Se calcula que menos del 10% de los cirujanos pueden considerarse expertos en cirugía laparoscópica avanzada. Ello es lógico puesto que se trata de una técnica, que aunque ya está plenamente contrastada, es relativamente novedosa. En los programas de formación actuales de la especialidad se ha integrado la laparoscopia básica, pero dependiendo del centro donde un cirujano se haya formado sus habilidades serán más o menos extensas.

Cirugía laparoscópica por “SILS” (Incisión única, Puerto único, Único trócar)

Existe una variante de la cirugía laparoscópica, conocida en general por el acrónimo SILS (“Single Incision Laparoscopic Surgery”), es decir “Cirugía Laparoscópica por una Única Incisión”, que consiste en realizar toda la intervención quirúrgica laparoscópica a través de un único trócar. El trócar que se utiliza es de mayor calibre que los que se utilizan para la cirugía laparoscópica convencional y tiene múltiples canales de acceso, de modo que a través del mismo pueden colocarse varios instrumentos a la vez. Los instrumentos que se requieren para realizar estas intervenciones son especiales y están diseñados para poder articularse dentro de la cavidad abdominal. La principal ventaja de esta técnica es el resultado estético dado que únicamente se realiza una única incisión a nivel del ombligo (3 cm), si bien esta incisión es de un tamaño ligeramente mayor que el habitual para cirugía laparoscópica convencional (1,2 cm). Las intervenciones que pueden realizarse por esta vía son múltiples (vesícula biliar, apendicectomía, obesidad mórbida, colon, bazo, suprarrenales, hernia inguinal), si bien se realizan por muy pocos cirujanos dado que se requiere un entrenamiento muy específico y alta cualificación en cirugía laparoscópica.

Operación quirúrgica laparoscópica por “Single Incision”, “Puerto Único”, “Única Incisión”

NYX NYX NYX

Incisión umbilical utilizada para la Cirugía Single Incision en un caso de Colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar)

NYX  NYX

 

 

 

 

 

El Dr. Poves realizando una intervención quirúrgica laparoscópica por “Single Incision”