Cirugía General y Digestiva

¿Qué es y cuál es el ámbito de la cirugía general y digestiva?

La Cirugía General y Digestiva incluye todas aquellas enfermedades del aparato digestivo que precisan de un tratamiento quirúrgico o que éste sea una alternativa a otros tratamientos. Los órganos implicados en el aparato digestivo son todos aquellos necesarios para realizar la digestión de los alimentos desde la boca hasta el ano (esófago, estómago, hígado, páncreas, vesícula biliar, intestino, colon, etc.). También se incluyen los tratamientos para resolver todos los problemas derivados de la pared abdominal que es el órgano que contiene las vísceras (hernia inguinal, eventraciones, etc.), de las glándulas mamarias (mama) y de enfermedades endocrinas (tiroides, glándulas suprarrenales, etc.).

Dado que la Cirugía de la Obesidad consiste en reducir el estómago y realizar empalmes en el intestino forma parte de la Cirugía Digestiva y se denomina como Cirugía Bariátrica. En la actualidad se realiza casi exclusivamente por vía laparoscópica sin tener que abrir el abdomen.

¿Qué es la Cirugía Oncológica?

La Cirugía Oncológica o del Cáncer de los órganos abdominales es, obviamente, una parte muy importante de la Cirugía Digestiva. En la actualidad los resultados y la expectativa de vida han mejorado mucho en los tumores digestivos, no sólo por la mejoría en las técnicas quirúrgicas, sino por la mayor eficacia de los tratamientos complementarios a la cirugía (quimioterapia y radioterapia).
Se trata sin duda de la parte “más dura” de la cirugía digestiva y todavía queda un gran camino por recorrer en algunos tumores. El cáncer de colon y recto son el ejemplo más claro de la sustancial mejoría de los resultados en los últimos años (más del 50% de curación), tanto por las mejoras en la técnica quirúrgica empleada como que en la actualidad se realiza también un tratamiento quirúrgico radical de su diseminación a otros órganos (fundamentalmente extirpación de metástasis del hígado), y apoyado sobre todo en un gran avance en el tratamiento complementario (quimioterapia y radioterapia).

¿Qué es la Cirugía Laparoscópica?

La Cirugía Laparoscópica es una manera de operar menos agresiva que la manera tradicional. Consiste en realizar las mismas operaciones que antes se realizaban (y que todavía se realizan aún en muchos casos y en muchos centros) mediante la práctica de cicatrices abdominales, más o menos grandes según la intervención, a través de pequeñas incisiones de 3 a 12 mm (generalmente entre 3 y 5 de éstas). Por una de estas pequeñas incisiones se introduce una mini-cámara de televisión (laparoscopio) que servirá para poder ver en el interior del abdomen sin que este esté abierto.

En la actualidad pueden realizarse por laparoscopia casi todas las intervenciones que pueden realizarse por la vía abierta tradicional y sólo deben realizarla cirujanos digestivos especialmente entrenados. Ello supone un beneficio para el paciente, no sólo estético, sino de menor dolor postoperatorio, recuperación más rápida y menos infecciones de heridas. Hay un gran número de operaciones en que la laparoscopia se ha generalizado convirtiéndose en la técnica habitual como la vesícula, hernia de hiato, obesidad mórbida, el bazo, el colon, las glándulas suprarrenales, la hernia inguinal y la eventración. Otras operaciones de máxima complejidad como las del páncreas, hígado, recto, esófago y estómago se realizan cada vez más por esta vía con buenos resultados, aunque se requiere un gran entrenamiento y especialización en laparoscopia para poder conseguirlo.